Compartir
Vivir en el diálogo y el respeto propio del otro

Vivir en el diálogo y el respeto propio del otro

No grites, no ofendas, no juzgues y no humilles

Por Jorge Truscelli. Sé noble, íntegro y sincero. Los gritos son señal de debilidad. La humillación, de pobreza interior. La calumnia, de envidia. La agresividad, de inseguridad. 

Una verdadera persona de valores se logra cuando es íntegro, humilde, sincero, equitativo, leal y ético. 

Algunas personas pueden vivir de esta manera sistemática o cambiar en un determinado momento. Incluso lo que algunos pueden considerar como comportamientos despectivos o agresivos, para otros puede ser aceptable o puede parecerles normal. Es una percepción subjetiva. Las personas “tóxicas”, este tipo de gente, se encuentra en cualquier lugar de la etapa de la vida que llevamos: familia, trabajo, amigos o conocidos . Por ello, reconoces o no a una persona así porque es la que, en forma continua, habla sus temas con descalificaciones o calificativos negativas. No pueden halagarte por alguna razón, entonces encuentran el punto oscuro. No aceptan una opinión o sugerencia, pues son hirientes, agresivos, inflexibles y se exaltan fácilmente si se los contradice. Ellos siempre tienen la razón. Este tipo de personas afectan de diferente manera a cada quien. Si después de estar con alguien así te sientes que pierdes energía, o estás cansado y malhumorado por haber estado con ella, ignóralo. Sólo habla de sí, pues aliviado se irá. Esa persona puede ser una de ellas.

Estas seres están reflejando lo que traen en su interior: mucha negatividad, resentimiento, envidia, celos, crítica, frustración, baja autoestima, necesidad de ser reconocidos, aprobados y ser importantes. Sólo consiguen justamente lo opuesto con su actitud hiriente y ruda hacia los demás

Para finalizar, reflexionemos y tratemos de ver cómo, con ayuda, se puede mejorar y actuar de manera propia o profesional, brindando amor, cariño, y cambiando cada acto de descalificación, por un acto de comprensión e inclusión al otro.

Dejar un Comentario