Compartir
Varios tips que tu perro debe saber a la hora de comer

Varios tips que tu perro debe saber a la hora de comer

Darle de comer a un perro no es cualquier cosa. Hay que tener en cuenta alergias, la raza, la edad del animal o los alimentos que pueden resultar tóxicos, entre otras cosas.

La alimentación de un perro no es algo que se deba pasar por alto. Nuestros amigos peludos no pueden comer cualquier cosa ni la cantidad que les dé la gana. Por eso, para dar de comer a un perro de manera correcta recomendamos hablar con el veterinario. Cada raza tiene sus particularidades que afectan a la alimentación: la piel de un galgo no permite cualquier cosa, al igual que el delicado estómago de un Teckel o los labradores, que debido a sus problemas articulares deben ingerir una mayor cantidad de omega 3, entre otros nutrientes

No obstante, hay varias cosas que debemos tener en cuenta al margen de nuestra charla con el veterinario. Además del tipo de alimentación, es importante familiarizarse con algunos aspectos importantes para «la hora de la comida». Más abajo os indicamos algunos consejos como que no se debe de dar de comer a la vez a 2 perros desconocidos o cuántas veces al día es recomendable alimentar a nuestro animal.

1. Alergias

Lo primero que hay que saber es si tu animal padece alguna alergia. Las alergias más frecuentes en perros son causadas por comida, saliva de insectos (a través de las picaduras), inhalación y contacto con diferentes alérgenos.

En el caso de la alimentación, ocurren cuando uno o más ingredientes de la comida causan una reacción hipersensible del sistema inmunitario. Los perros que sufren alguna alergia, pueden presentar síntomas como náuseas, vómitos, eructos, diarrea, flatulencias, pérdida de apetito, pérdida de peso, letargo y debilidad.

Si en tu caso estás cuidando a un perro que no es tuyo, te recomendamos que sigas siempre las instrucciones de su dueño en cuanto a horarios, veces al día y cantidades de comida. No introduzcas nada a su dieta a lo que pueda no estar acostumbrado.

2. Cuántas comidas al día

Este es un tema del que se habla en muchos foros sin llegar a una conclusión clara. Pues bien, la respuesta es más sencilla de lo que parece. Dar de comer a un perro varias veces al día depende de diversos aspectos como la edad. Este es el tipo de cosas que hay que aclarar con el veterinario.

De manera general, un perro puede comer 4 veces al día después de los 2 meses de edad. De 4 a 6 meses las comidas suelen reducirse a 3. Después de los 6 meses, el animal debe comer 2 veces diarias, por la mañana y por la tarde. Insistimos, esto es una valoración general. Hay que contar con el veterinario para determinar la mejor alimentación de nuestra mascota.

De paso, aclaramos otra asunto. Eso de dejar el bol de comida lleno para que el perro coma cada vez que quiera es de las peores cosas que se pueden hacer. Recuerdo que cuando Tom llegó a casa (un teckel que por entonces contaba con 2 meses de vida) comía tanto como le dábamos. Hasta que se dio un atracón y terminó vomitando. Ahí aprendí que los perros comen tanto como puedan, aunque revienten. Por eso, no es buena idea darles la oportunidad de que elijan cuando comer. Literalmente, no pueden parar.

3. ¿Comer juntos sin ser amigos? 

Si quieren ampliar la familia, debes tener en cuenta que la hora de la comida puede ser un conflicto. Por este motivo, se recomienda no dar de comer a 2 perros desconocidos a la vez o, al menos, no en el mismo lugar. Este consejo es aún más importante para aquellos cuidadores que acogen a varios perros desconocidos entre ellos al mismo tiempo.

La razón por la que es recomendable tomar precauciones es que puede haber problemas si uno quiere comerse la comida del otro. Hay que establecer diferentes momentos para cada uno. Lo ideal sería después retirar el bol si queda comida restante.

4. Atención al «cacharro del agua»

Puede que el bol donde ponemos agua para nuestra mascota no parezca sucio o, mejor dicho, tarde más en dar muestras visibles de suciedad. Eso no significa que no haya que limpiarlo. Hay que lavarlo cada día, igual que fregamos los vasos de nuestra casa. Es importante que se cambie el agua varias veces al día, para que esta siempre este fresca y limpia.

5. Qué hermosos son los cachorros, pero ¿qué comen?

Hasta los 2 años ningún perro es adulto. Aun así, cada raza pasa de cachorro a adolescente a un ritmo distinto. Así que, una vez más, hablaremos de manera general. Un cachorro tiene una dieta muy diferente a la de un perro adulto o adolescente. El pequeño peludo debe tomar leche materna o de fórmula artificial hasta las 8 semanas de vida.

La leche es importante en esta etapa, ya que es la manera correcta de adquirir calostro. Se trata de un compuesto que refuerza el sistema inmune del animal. Algunos perros necesitan que se les administren vitaminas extra durante este periodo. Ahí ya entre el veterinario, que nos recetará las más convenientes. 

5. ¡¡Cuidado!! Alimentos a evitar

Hay alimentos que los perros no deben comer nunca, como es el caso del chocolate. La lista de alientos dañinos no acaba ahí. Deberías evitar que tu perro tome leche, ya que, en edades adultas, estos animales dejan de segregar la enzima que se encarga de la digestión de la lactosa. No es mortal, pero puede ocasionar problemas estomacales como vómitos o diarrea. Esto es también aplicable al queso.

El tiosulfato de la cebolla puede causar anemia en perros. Este componente deteriora los glóbulos rojos de estos animales, lo que puede debilitarles. Los problemas serios con la cebolla ocurren si se toma una gran cantidad de esta, pero para qué vamos a arriesgarnos, ¿no? El mismo efecto causa el ajo que, además de anemia, también puede generar insuficiencia renal por la pérdida de hemoglobina.

La levadura se convierte en un tóxico uno vez está en el estómago de nuestra mascota. Este compuesto genera gases que son perjudiciales para el organismo de los perros. La ingesta de levadura puede conllevar vómitos, letargo y dolores abdominales. Otro tanto con la sal. Si a usted le gusta cocinar alguna comida casera a su perro, hágalo sin sal, ya que el alto contenido de este compuesto puede generar convulsiones y vómitos.

6. Alimentos humanos aptos para perros

Al igual que hay alimentos prohibidos, también hay otros que nosotros comemos y que podemos compartir con nuestros peludos. El más conocido es el pollo cocido. Este alimento es una buena forma de incluir proteína en la dieta de nuestra mascota. Las zanahorias son buenas para los dientes de los perros, además de que aportan una buena cantidad de fibra. Igualmente, varios expertos indican que el avena es beneficiosa para perros mayores con problemas a la hora de «ir al baño». 

A pesar de que puedan ingerir estos alimentos, lo más recomendable suele ser comprar el pienso que más se adapte a las necesidades de tu perro. Esto lo aclaramos en este post sobre alimentación perruna. Fuente: Snaug Blog.

Dejar un Comentario