Compartir
El peligro silencioso de usar barbijo

El peligro silencioso de usar barbijo

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decretó el uso obligatorio de “elementos de protección que cubran la boca, la nariz y el mentón” en medios de transporte, comercios y oficinas públicas, con el propósito de evitar la propagación del coronavirus.

Según denfotechnology se expresa que la pandemia global de coronavirus COVID-19 generó que miles de profesionales de la salud y médicos de todo el planeta trabajaran a contra reloj con el objetivo de hallar la mejor forma de combatir la propagación del virus.

Sin embargo, no debemos sentirnos invencibles por usar barbijo. Joyce Ehrlinger, profesora asistente en la Universidad de Washington, escribió que “todos los diseños tienen consecuencias no deseadas”.

A pesar de usar barbijo, se debe seguir respetando la distancia social: las máscaras podrían estar creando una falsa sensación de seguridad en las personas.
Con el tiempo, usar una máscara en público sólo nos hará sentir más cómodos con la práctica de salir al exterior. Aunque utilicemos barbijo en nuestro día a día para “intentar” volver a la normalidad, debemos saber que esta es una medida de seguridad que se debe complementar con el distanciamiento social.

Además, J. Edward Russo, miembro del Campo de Estudios Cognitivos de la Universidad de Cornell, habla de un “sesgo” en la información y que debemos enfocarnos en nuestro comportamiento. “Las personas que no han sido afectadas personalmente por el coronavirus o no conocen a alguien que ha tenido la enfermedad pueden sentir que es abstracto y no es relevante para sus comportamientos diarios”, explica Russo.

Los especialistas coincidieron desde un primer momento que el virus, que ya infectó a más de 4 millones de personas en todo el mundo, se transmite principalmente a través de minúsculas partículas de no más de 0,005 milímetros que se esparcen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

Debemos usar una mascarilla si salimos a la calle y además, distanciarnos socialmente para disminuir las posibilidades de propagar el virus, aunque a mucho les afecta el uso del mismo.

Dejar un Comentario