Compartir
Borges y Álvarez en la soledad de la cuarentena

Borges y Álvarez en la soledad de la cuarentena

Con barbijos y, en el más absoluto desamparo, los transeúntes porteños cruzan la nueva Avenida Corrientes y miran, a penas, con una simple sonrisa, la estatua de Borges y Alvarez, quienes yacen solos. Nadie se acerca a ellos para fotografiarse como hace meses atrás porque todos están abstraídos bajo la problemática de la nueva cuarentena del Covid-19.

Tiempo atrás, la estatua fue el resultado del bandalismo de muchos inadapatados. Hoy, los trabajos contemplan, una vez más, todos los detalles originales porque incluyeron la restauración de piezas faltantes (dedos, orejas, zapatos), arreglo por deterioro de uso, pintura de la totalidad de la obra con esmalte sintético satinado de diversos colores, y la protección de toda la obra con 3 capas de laca transparente semi mate a fin de otorgarle durabilidad.

Cabe destacar que, las estatuas fueron inauguradas en noviembre de 2011 y son de resina epoxi y fibra de vidrio con estructura interna metálica. Fueron realizadas por el artista Fernando Pugliese.

Por ello, el homenaje ya es un clásico ya que esta obra representa a Borges y Álvarez, los dos personajes que encarnaron los célebres humoristas argentinos Alberto Olmedo y Javier Portales en el programa “No toca botón”, que se emitía semanalmente en la década del ´80.

Habrá que esperar a que pase la cuarentena para que, estos amigos, ya no estés sentados solos bajo el frío de Buenos Aires.

Tal vez también te interese ver y leer este artículo relacionado

La ciudad volvió a colocar las estatuas de Alberto Olmedo y Javier Portales

Dejar un Comentario