Compartir
El Postre Almendrado

El Postre Almendrado

Este helado almendrado es una exquisitez y lo mejor es que es una receta de postre demasiado fácil y rápido de hacer. El tiempo que tarda es más que nada las horas en que demora en solidificarse el helado. Si bien puede utilizarse helado comprado, lo mejor es que se lo prepare de forma casera utilizando los sobres para preparar helado instantáneo que venden en muchos comercios ya que, además de ser más económico y muy practico, se puede integrar mejor con los demás ingredientes.

Para cubrirlo lleva maní crocante, este producto es maní bien picado con un acaramelado que le da un sabor particular (es dulce, no confundir con otros productos). Se lo suele utilizar en pastelería para cubrir y decorar tortas. Se lo consigue en distintos comercios como supermercados y especialmente en casas de repostería o cotillones.

Para quienes no conozcan el “dulce de leche” (ya que hay países en los cuales es más difícil de conseguirlo), se puede decir que este es un producto popular argentino y se lo consigue en comercios especializados Ej. tiendas que tengan productos argentinos (aunque cada vez está más difundido y muchos supermercados lo comercializan).

Aquí nuestra versión práctica de este postre muy popular en restaurantes:

Ingredientes
(rinde 8 porciones)

Polvo para preparar helado de vainilla: 2 sobres (= 2 cajitas)
Leche: Cantidad necesaria ( 500 cm3 generalmente) más 2 cucharadas extras.
Dulce de leche: 200 gramos
Almendras descascaradas: A gusto ( 2 puñados está bien)
Maní crocante: cantidad necesaria para cubrir el postre (2 puñados unos 250 gramos aprox.)

Preparación

1. Preparar 2 helados de vainilla siguiendo las instrucciones del envase: Generalmente para preparar 2 sobres se necesitan 500 cm3 de leche fría (250 cm3 para cada uno) y batir en un bol.

2. Trasladar la preparación a una fuente de postre (las de vidrio que soportan cambios de temperatura funcionan muy bien) y llevarla al freezer solo un par de minutos.
Mientras tanto:

3. Cortar o picar la mitad de las almendras, el resto utilizarlas enteras.

4. Diluir el dulce de leche con las 2 cucharadas de leche fría, mezclar bien.

Luego:
5. Mezclar bien las almendras dentro del helado. Después verter el dulce de leche en forma de hilo y mezclarlo suavemente en el helado. Se debe lograr un efecto marmolado.

6. Por último, cubrir la superficie de todo el postre con maní crocante y llevarlo al freezer para que se solidifique bien. Aproximadamente tarda 3 horas o un poco más (depende del nivel de frío)

Consejos

Al batir el helado se debe lograr una consistencia cremosa y espesa. Si no se cuenta con batidora eléctrica, batir a mano por más tiempo y de ser necesario con alguna ayuda.

Se debe usar leche entera, es decir no usar leche descremada (no leche desnatada). Además si se quiere un helado más cremoso se puede remplazar unos 100 cm3 de leche por la misma medida de crema (leche de crema, nata)

Se podría omitir el uso de dulce de leche si es que no se lo consigue o para variar.

El maní crocante se puede remplazar por almendras fileteadas o algún producto similar al maní crocante, por ejemplo almendras caramelizadas. Aunque es mejor y muy recomendable tratar de conseguirlo ya que es un producto que le da un sabor muy rico y particular, además de la linda terminación que le da.

Generalmente luego de varias horas en el freezer, este postre helado queda muy duro, eso es muy bueno ya que las porciones quedarán firmes y bonitas al presentarlas en un plato. Sin embargo, esto trae dificultar para dividir el postre en porciones, así que para servir, más que nada para cortar las porciones, calentar una espátula o cuchillo en agua calien

Dejar un Comentario