Compartir
Pastas rellenas con pollo, bolognesa o carne: el placer de comer en invierno

Pastas rellenas con pollo, bolognesa o carne: el placer de comer en invierno

Llega el frío y nada mejor que saborear una exquisita comida caliente. Para ello, las pastas forman parte de los platos favoritos de los argentinos y, dentro de este menú, las rellenas son toda una especialidad en la cocina de cada familia.

Por ello, conoceremos antes, el verdadero significado y origen de las mismas.

Se le llaman pastas a cualquier tipo de masa que esté hecha de harina mezclada con agua, huevos y sal. Cuando hablamos de pasta rellena o ravioles nos referimos a un tipo de pasta de origen italiano y con forma de cuadros replegados y rellenos, los cuales varían dependiendo de cada región. Este plato se acompaña con salsas blancas o de tomate, también se puede acompañar con pesto, salsa bolognesa, carnes o pollo.

La pasta fresca rellena siempre tiene un atractivo especial. Esta receta de ravioles de requesón y piñones es una delicia. 

Nos atañe, en nuestro articulo de hoy, abordar la pasta rellena, un tipo pasta elaborada con forma de hoja, al huevo o no, con un relleno a base de carne, pescado, verdura o queso.

Cabe destacar que, la pasta es rica en hidratos de carbono, que aportan una gran concentración de energía a quien la consume; por otra parte, su composición ayuda a mejorar la digestión y es un alimento bajo en grasas.

 

Tipos de pasta rellena

  • Ravioli: Los ravioles tienen forma de paquetito cuadrado y pueden estar rellenos de jamón, pescado, carne o queso.
  • Gnocchi/Ñoquis: Se elaboran con patatas, harina y queso ricota. 
  • Tortelloni o tortelleti: Los tortelloni son la versión grande del tortellini.

¿Alguna vez, al servir los ravioles o alguna otra pasta, el relleno se te ha salido de la pasta? ¡Ahora mismo te damos unos consejos básicos para que queden perfectos.  

1- Vigilar que no se rompa la cadena de frío. No dejar las cajas durante mucho rato afuera.

2- Hervir pasta fresca con relleno también debe hacerse con amor. Cuanto más fuerte esté el fuego y más burbujas tenga el agua, más se moverán y golpearán los ravioles entre sí haciendo que se rompan. Lo ideal es llevar el agua a ebullición y bajar el fuego a la mínima potencia en el momento de cocer la pasta. Luego, depositarlos allí.

3- Uno de los consejos más importantes viene ahora: Para sacarlos de la olla, usar la espumadera. No vertir el contenido de la olla en el colador, pues podrían romperse con facilidad.

4- El acompañamiento ideal estas pastas es un poco de aceite de oliva. Si les gusta la salsa y no quieren renunciar a ella, se puede buscar un tipo de salsa que sea ideal para combinar con el relleno. 

5- Por último pero no menos importante: comer los ravioles, u otras pastas rellenas, una vez servidos y aún calientes. Si los dejan enfriar, correrrán el riesgo que se peguen o que pierda esa textura auténtica.

Bon apetit, comensales de “Foro de Baires”.

 

Dejar un Comentario