Compartir
La casa y la vida de Pichuco

La casa y la vida de Pichuco

Y si algo le faltaba a Pichuco para ser tan porteño es haber nacido en una casa lindera al barrio del Abasto. Aníbal Troilo nació en la calle Cabrera 2937, entre Anchorena y Laprida (en pleno barrio del Abasto)1 pero desde los ocho años de edad (después de la muerte de su padre) vivió en Soler 3280, entre Gallo y Agüero (en el barrio de Recoleta).

Sus padres se llamaban Felisa Bagnoli (hija de Marco Bagnoli y Raffaella Sammartino, de Agnone, en Campobasso, hermanos Nicolás, Carmelo, Anunciación y Ernesta) y Aníbal Troilo (hijo de Quirino y Concepción). Se habían casado en la iglesia de Balvanera el 11 de noviembre de 1909. Su padre le pondría el seudónimo de Pichuco, nombre por el cual llamaban a uno de sus mejores amigos; el apodo podría ser una deformación del napolitano picciuso que significa “llorón”.3 Tuvo dos hermanos, un varón, Marcos, y una mujer, Concepción, que murió de corta edad.

Foro de Baires Tributos (1 parte) Homenaje a Pichuco y su último cantante Tito Reyes con Orquesta de Anibal Troilo

Foro de Baires Tributos (2 parte) Homenaje a Pichuco y su último cantante Tito Reyes con Orquesta de Anibal Troilo


El 11 de julio de 1914 nacía este compositor y bandoneonista considerado uno de los grandes renovadores del tango.

En su homenaje se celebra el Día nacional del Bandoneón.

Como bandoneonista pasó por muchas y muy importantes formaciones, como las de Emilio Vardaro, Juan Maglio, “Pacho”, Julio de Caro, Juan D´Arienzo, D´Agostino, Cobián, etc., hasta crear su propia orquesta, donde descolló hasta sus últimos días.

Con él actuaron los más grandes cantantes, nunca haciéndolo mejor, entre los que cabe mencionar a Alberto Marino, Floreal Ruiz, Edmundo Rivero, Francisco Fiorentino, Raúl Berón, Roberto Goyeneche, Jorge Casal, Ángel Cárdenas, Roberto Rufino, Elba Berón, Tito Reyes, Nelly Vázquez, entre otros.

Fue autor de numerosos y bellos tangos, como “Toda mi vida”, “A Pedro Maffia”, “Con toda la voz que tengo”, “Barrio de tango”, “Pa` que bailen los muchachos”, “Garúa”, “El último farol”, “A la guardia nueva”, “La última curda”, “A Homero”, “Desencuentro”, “María”, “Romance de barrio”, “Sur”, “Tu penúltimo tango”, “Discepolín”, o el excepcional “Responso”, compuesto durante la noche en que murió su gran amigo Homero Manzi, cuyo deceso lo sumió en una profunda depresión.

Un año después, en 1925 (cuando contaba con 11 años de edad) Pichuco realizó su primera actuación, en un bar pegado al Mercado de Abasto (el mercado central de frutas y verduras de Buenos Aires). Más tarde integró una orquesta de señoritas. A los 14 años ya había formado un quinteto.

En diciembre de 1930 fue contratado para formar parte del famoso sexteto del violinista Elvino Vardaro, el pianista Osvaldo Pugliese y Alfredo Gobbi (hijo) (quien era apenas el segundo violín del conjunto, pero más tarde se haría célebre como director de orquesta). Allí tuvo como compañero a Ciriaco Ortiz, de quien Troilo más adelante se consideraría deudor. Ese sexteto no realizó ninguna grabación discográfica.

Troilo pasó por numerosas orquestas, entre otras, las de Juan Pacho Maglio, Julio de Caro, Juan D’Arienzo, Ángel D’Agostino y Juan Carlos Cobián.

Foro de Baires Tributos (1 parte) Homenaje a Pichuco y su cantante Floreal Ruíz 

Foro de Baires Tributos (2 parte) Homenaje a Pichuco y su cantante Floreal Ruíz

Con su orquesta (cuyos integrantes fueron variando muchísimo) trabajó casi ininterrumpidamente, tanto en presentaciones en vivo como en grabaciones, hasta el año de su muerte, 1975. Desde 1953 hasta mediados de los años 60, Troilo mantuvo durante un tiempo una actividad musical paralela a la de su orquesta en dúo junto al guitarrista Roberto Grela, que después se convirtió en el Cuarteto Troilo-Grela. En 1968, ya distanciado de Grela, formó su propio cuarteto. Además de esto, Troilo grabó dos temas (El motivo y Volver) a dúo de bandoneones junto a Ástor Piazzolla.

En 1938 se casó por civil con la griega Zita (Ida Dudui Kalacci). Cuando su madre Felisa murió, como homenaje la pareja se casó por iglesia. (En realidad, Pichuco no se fue a vivir con Zita hasta la muerte de su madre).

La muerte de su mejor amigo, el poeta Homero Manzi (1907-1951), le produjo una profunda depresión que duró más de un año. En su memoria compuso el tango Responso. En 1971 Troilo inauguró la plaza Homero Manzi (en conmemoración de los veinte años del fallecimiento del poeta).

Diversos historiadores sindican a Troilo como adicto al alcohol y a la cocaína, siendo él quien sugiere el agregado de letra al tango “Los Dopados”.

El Bandoneón Mayor de Buenos Aires murió el 18 de mayo de 1975 en el Hospital Italiano, a causa de un derrame cerebral y sucesivos paros cardíacos; se encuentra sepultado en el Rincón de los Notables del cementerio de la Chacarita, al lado de Agustín Magaldi y Roberto Goyeneche.

Fuente Texto: Wikipedia. 

Multimedia: Foro de Baires

Dejar un Comentario