Compartir
La Iglesia de Guadalupe

La Iglesia de Guadalupe

Los palermitanos le dicen simplemente “La Iglesia de Guadalupe” pero su nombre completo es “La Basílica del Espíritu Santo de Nuestra Señora de Guadalupe”, este templo católico de Argentina que se eleva en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, en el corazón del barrio de Palermo. Se halla en la boca de una esquina en Acuña de Figueroa y al costado de la bicisenda de la calle Mansilla. Situada en terreno alto, enmarcada por el trazado irregular de las calles y presentada por la plaza Güemes, sus dos torres se alzan hasta una altura de 54 metros.

Es un lugar de actividades donde los vecinos se acercan cada semana para cumplir con la sagrada misa, como asì tambièn para reunirse a travès de encuentros con alumnos del colegio que allì se halla, y tambièn con los boys scout del lugar.

Todo el exterior del templo se caracteriza por la rigidez y armonía de sus líneas. El Calvario (cf. Juan, 19, 25-27) colocado sobre la entrada principal concentra la mirada hacia el misterio central de la fe cristiana: el Sacrificio Redentor del Hijo de Dios.

Segùn Wikipedia, la historia cuenta que en 1890 se inauguró una capilla dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, propiedad de la familia Figueroa. En 1894, cuando llegaron a Buenos Aires los primeros misioneros de la Congregación del Verbo Divino enviados a la ciudad, el Obispo les ofreció la capilla para que les sirviera de sede. En 1896 fue creada la vice-parroquia de Guadalupe. Pero pronto esa capilla resultó pequeña para la creciente feligresía. Por ello la Congregación del Verbo Divino, que tenía a cargo la capilla, inició en 1901 la construcción de un nuevo templo. Por disposición del fundador de la Congregación, el nuevo templo estaría dedicado al Espíritu Santo. La iglesia fue inaugurada en 1907.

Mirando al templo desde sus costados, se puede observar en él la distribución de las naves y de los ventanales que forman un conjunto perfecto. Desde esta perspectiva se destacan el cimborrio (cúpula) y las torres que se elevan sobre el resto de la construcción. En ellas se distinguen las esferas del reloj, movido por una máquina de origen alemán que comprende un carillón de tres campanas propias. Más arriba, formados por elegantes columnas, aparecen los campanarios. Constan en total de cinco potentes campanas fundidas en la localidad germana de Bochum.

En el año 2000, el edificio fue totalmente restaurado.

Hoy por hoy, no sòlo los encuentros se realizan dentro del impresionante monumento religioso sino tambièn en la misma plaza que lleva el nombre de “Plaza Gûemes”

Tal vez tambièn te interese ver y leer estos artìculos relacionados

Punto Verde en Plaza Güemes

La Patria en Plaza Güemes

Villa Freud o Plaza Freud

Dejar un Comentario