Compartir
Cuarentena: Cómo limitar el hambre emocional sin engordar

Cuarentena: Cómo limitar el hambre emocional sin engordar

La cuarentena en Argentina lleva muy pocos días. Ni siquiera se ha cumplido una semana, que estamos encerrados, y ya nuestros víveres comienzan a agotarse. Nos salvan las actividades recreativas internas tales como los libros, internet, el celular y una serie de dispositivos que utilizamos para no caer en la etapa mortal del aburrimiento.

El problema viene cuando, la quietud te pide acompañamiento, y allí corremos hasta la heladera, entonces atacamos y comemos lo primero que vemos. Dulce, salado, helados, bocadillos, etc. Todo viene bien porque estamos presos y estancados, y porque además , hartos de estar prisioneros, la depresión nos va carcomiendo la mente. Es allí, cuando ideamos un plan mejor para divertirnos. Lo peor de todo es que la comida, al límite de nuestra desesperación, es ese elemento particular y deleitable, que nos invita, para seguir en el camino de la batalla del osio.

Según la Doctora Ana Aizpún (psicóloga en Método Thinking) la ansiedad  el Strés tiene su canalización dañina a la hora de elegir los alimentos. Sobre todo,si a éstos, se los degusta en demasía.

Cuando buscamos en la comida una solución a una emoción desagradable: Ante emociones como la tristeza, el enojo, el miedo o ante estados ansiosos, en ocasiones se busca consuelo y refugio en la comida. La comida entonces tiene un papel distinto al de nutrir al organismo y se convierte en una manera de regular el estado de ánimo. La sensación de satisfacción y placer a corto plazo, tiene una explicación física puesto que cuando ingerimos determinados alimentos (grasas, azúcares, hidratos de carbono refinados), se activan áreas cerebrales relacionadas con los circuitos de recompensa y placer. Debido a esto, a corto plazo experimentamos una sensación de alivio que nos anestesia momentáneamente.

Algunas de las causas más comunes de alimentación emocional incluyen:

  • Manejar las emociones: comer puede ser una forma de silenciar temporalmente o “sofocar” las emociones incómodas, como la ira, el miedo, la tristeza, la ansiedad, la soledad, el resentimiento y la vergüenza. Mientras te adormeces con la comida, puedes evitar las emociones difíciles que preferirías no sentir, es como una forma de ignorar tus emociones o tener miedo de sentir y afrontar esa emoción.>
  • Aburrimiento o sentimientos de vacío: Yo creo que esta es una de las razones más comunes del comer emocional. Cuando estamos aburridos o estamos haciendo una tarea repetitiva es más probable que comas como forma de distracción y de hecho lo que más se te antoja es comida alta en calorías. En cambio, cuando te sientes insatisfecho y vacío, la comida es una forma de ocupar tu boca y tu tiempo. En el momento, te puede llenar y te distrae de los sentimientos subyacentes de falta de propósito e insatisfacción con tu vida.
  • Hábitos desarrollados desde la infancia: muchos padres recurren a la comida para premiar o castigar y es así como muchas personas desarrollan este vínculo entre la comida y el manejo de ciertos comportamientos o emociones. Asimismo, muchas veces puedes comer por nostalgia o para recordar algún momento en tu infancia o en tu vida.

  • Influencias sociales: reunirse con otras personas para una comida es una excelente manera de aliviar el estrés, pero también puede llevar a comer en exceso. Es fácil excederse simplemente porque la comida está ahí o porque todos los demás están comiendo o porque estás distraído. También puedes comer en exceso en situaciones sociales por nerviosismo. O tal vez tu familia o círculo de amigos te alienten a comer en exceso, y es más fácil estar de acuerdo con el grupo.

  • Estrés: Cuando el estrés es crónico, como ocurre a menudo en nuestro mundo caótico y acelerado, tu cuerpo produce altos niveles de cortisol, la hormona del estrés. El cortisol provoca antojos de alimentos salados, dulces y fritos, alimentos que te brindan una explosión de energía y placer. Mientras más estrés descontrolado haya en tu vida, más probabilidades tendrás de recurrir a la comida para obtener alivio emocional.

Ya saben entonces, nuestros lectores de Foro de Baires que, todo a su debido tiempo, espacio y lugar debe disfrutarse sin caer en el estrés o la glotonería de comerlo todo a costas de una heladera vacía.

Hay que pasar la cuarentena.

Dejar un Comentario