Compartir
La Plaza Vicente López y Planes

La Plaza Vicente López y Planes

Limitada por las calles Paraná, Montevideo, Arenales, Juncal y Vicente López;reluce la paqueta placita Vicente López., en pleno corazón del Barrio de Recoleta.

Esta plaza posee 17365.00 m² de superficie y allí pueden hallarse algunas pocas especies, las cuales no se encuentran en otros rpedios tales como un bello ombú en su centro y una higuera al costado, del lado de la calle Montevideo al 1200..

Cabe destacar que aquí se siguieron prescripciones urbanísticas y paisajísticas de Carlos Thays quien pese haber nacido en Francia se naturalizó argentino y prefirió que las calles, plazas y parques porteños tuvieran flora del país en lugar de flora importada.

Orgullosos sus vecinos expresan:

Lorna G. Paso por esta plaza cuando voy al Village Recoleta que queda cerca de ahí y es realmente hermosa. No es muy grande pero tiene un Ombú precioso e imponente de más de 80 años y varios jacarandáa con sus características flores celestes. Además cuenta con juegos para que puedan divertirse los más chicos y si tenes hijos, nietos o sobrinos puedas ir con ellos. Está muy bien mantenida por lo que es un gusto pasar por ahí.

Luciana D. La plaza Vicente López parece una reproducción chiquita de los parques más tradicionales de Buenos Aires infiltrada en el corazón de Recoleta. Tamizada con la coquetería que caracteriza al barrio, claro. Lo primero que me llamó la atención cuando me acerqué fue el imponente tamaño de sus jacarandás y el enorme ombú de más de ochenta años que yace en el centro y que desafía a la luz del sol a cualquier hora del día, lo que convierte a esta plaza en un hábitat natural para echarse a tomar mate. Si bien no es un espacio grande, no suele llenarse y cualquier sector parece el indicado para sentarse. Además, está en una zona tranquila y, junto a las reformas de hace unos años, llegaron unos juegos preciosos que saciarán hasta el hambre de diversión más voraz de nuestros hijos. Están avisados: con los chicos en una mano y algo rico para comer en la otra, derechito a conocerla.

María Victoria C. La Plaza Vicente López es un rinconcito elegante y agradable para estar al aire libre en Recoleta. No suele estar repleta de gente, por lo que resulta un lugar muy tranquilo como para dar una vuelta y engañar a los sentidos un poco. Está muy bien cuidada, últimamente, y no se halla en estado de abandono como otros parques de la ciudad, sino que invita a recorrer sus senderos con total confianza. Mi parte favorita de este lugar es algo así como el borde, la calle Arenales que “atraviesa” la plaza (creo que es una plazoleta con un nombre distinto lo que está al costado de la calle). Nada se compara a la sensación de ir en bicicleta por ahí a fines de noviembre y sentir la lluvia azul del jacarandá. Es una de las situaciones más cinematográficas que se viven en el año porteño y me encanta.

Eduardo P. La Plaza Vicente López es mi plaza favorita, creo que no tiene comparación con ninguna otra de Capital. Está incrustada en el mar de edificios de 14 pisos que es Recoleta, como un hueco en el tejido urbano. Todo le agrega un estilo único: las fachadas de los edificios bien mantenidos, en su mayoría de las décadas de los 50, 60, 70 y 80, con portones de roble y bronce, y sólo algunos comercios muy paquetes a la vista; la Iglesia de Las Esclavas como invitando a entrar; los árboles enormes y el pasto siempre, siempre verde (tienen riego por goteo), y las farolas doradas (las pulieron hace unos años). Es el lugar de recreación de todo el vecindario: desde los chicos que van a los juegos y amacas el fin de semana hasta las chicas tomando sol o leyendo una novela y las abuelas paseando a sus nietos. El secreto creo que está en una cosa: los vecinos se esmeran por no romper nada y obedecer las reglas, y el gobierno permanentemente está manteniéndola.

Video en Fotos

 

Dejar un Comentario